Conforme nuestras mascotas envejecen, se vuelven propensas a un gran número de enfermedades, entre ellas el cáncer. Para muchos, es una sorpresa enterarse que esta agresiva enfermedad no afecta solo a los humanos sino también a nuestros amigos caninos. Pero el cáncer en perros es mucho más común de lo que imaginabas. 

Estudios indican que un 50% de los perros mayores a 10 años desarrollará la enfermedad. Siendo el cáncer en perros la principal causa de mortandad de los canes. Sin embargo, si bien, el cáncer es un grave riesgo para la salud de los perros, en la actualidad, existen numerosos formas de tratarlo y prevenirlo. 

A continuación responderemos a algunas de las preguntas más frecuentes sobre el cáncer en perros: ¿Qué es?, ¿Cómo se presenta?, ¿Cómo saber si tu perro lo tiene?, ¿Cómo tratarlo?, ¿Se puede prevenir? En fin, todo lo que debes saber para proteger la salud de tu mascota ante esta enfermedad.

¿Qué es el cáncer en perros?

Los perros son susceptibles a los mismos tipos de cáncer que los seres humanos. Así, en cáncer en perros al igual que en los humanos, se da al presentarse un crecimiento anómalo y descontrolado de células malignas en el cuerpo. Estas células pueden provenir de cualquier tejido del cuerpo y expandirse a lo largo del mismo; si no son detenidas a tiempo pueden invadir y dañar el funcionamiento de todas las zonas afectadas.

La causa exacta de este crecimiento celular anormal, es desconocida. Sin embargo, existen ciertos factores que se sabe, puede propiciarla. Entre ellos, la exposición excesiva a material radioactivo, determinados compuestos químicos, biológicos u hormonas. De igual forma, el factor genético puede ser un determinante para el desarrollo del cáncer en perros.

¿Cómo saber si mi perro tiene cáncer?

Algunos signos de el cáncer en perros son evidentes y fáciles de detectar, mientras que otros pueden pasar desapercibidos. Recuerda, nadie conoce a tu mascota mejor que tú, así que si notas cambios en su comportamiento habitual o en su cuerpo, nunca está de más llevarla a una revisión. 

Entre algunas de las principales señales de alerta del cáncer en perros se encuentran:

●      Pérdida repentina de peso

●      Cambio en el apetito

●      La aparición de bultos o tumores bajo la piel

●      Olor anormal

●      Tos o dificultad para respirar

●      Letargo o depresión

●      Inflamación abdominal

●      Secreciones anormales

●      Heridas no cicatrizadas

●      Muestras de dolor

●      Sangrado anormal

●      Deshechos anormales o cambio en sus hábitos de baño

Que tu perro presente alguno de estos síntomas, no es equivalente a que tenga cáncer. Muchos de ellos pueden tener distintas causas o ser signo de otra enfermedad. Inclusive, los tumores en ocasiones pueden ser benignos. Sin embargo, te recomendamos que de detectar alguno de ellos o cualquier otro comportamiento inusual en tu mascota acudas a tu veterinario de confianza.

Tipos de cáncer en perros

El cáncer puede afectar a perros de todos tamaños y razas, el principal factor de riesgo para el cáncer en perros es la edad. Sin embargo, algunos veterinarios han indicado que los perros de raza pura suelen tener un riesgo más alto que los de raza mixta.

Además, entre los perros de raza pura existen ciertas razas particulares que tienen una mayor predisposición genética a desarrollar ciertos tipos de cáncer. Entre ellos los Golden Retrievers, Boxers, Pugs, Rottweilers y Gran daneses, entre otros.

perro diagnosticado con cancer

Los tipos de cáncer en perros más comunes son:

Tumores subcutáneos:

De mastocitos: Como su nombre lo indica este tipo de cáncer se presenta, en forma de tumor en los mastocitos. Se trata de células encontradas en los tejidos conectivos como los nervios o vasos, se suelen presentar en la superficie externa como en la boca, nariz o en la piel.

Melanoma: Se trata de tumores de piel, estos componen uno de los tipos más comunes de cáncer en perros. Se presentan como bultos en la parte superficial de la piel. En ocasiones pueden ser benignos.

Linfoma: Este tipo de cáncer se da en las células sanguíneas y tejidos linfoides. Este tipo de tejidos se encuentran en distintos lugares entre ellos órganos como el hígado, bazo o intestino y ganglios linfáticos.

Cáncer de hueso: Conocido también como osteosarcoma, se trata del tumor en hueso, más común en los perros. Este suele afectar con mayor frecuencia a perros de razas grandes. 

Hemangiosarcoma: Este suele presentarse en forma de tumor e invade con más frecuencia el corazón y el bazo. Se trata de uno de los tipos de cáncer en perros más maligno y de más rápida expansión.

¿Qué hacer si sospechas que tu perro tiene cáncer?

La detección temprana es uno de los factores más importantes a la hora de tratar el cáncer en perros. Entre más pronto tu mascota sea tratada, son mayores las posibilidades de que pueda tener una recuperación exitosa. 

Es importante saber que solo un veterinario puede diagnosticar el cáncer en perros, por lo que es importante que tu mascota tenga exámenes periódicos y preventivos. Además, de notar alguna de las señales de alerta, antes mencionadas, lo mejor es llevarlo con un profesional lo antes posible. 

¿Se puede prevenir el cáncer en perros? 

Existen ciertas acciones preventivas que pueden ayudar a tu mascota a disminuir la posibilidad de adquirir ciertos tipos de cáncer en perros. Castrarla, por ejemplo, puede reducir ampliamente la posibilidad de cáncer de mama, en hembras y cáncer de testículo en machos.

De igual forma, limitar su exposición a factores de riesgo como el exceso de luz solar, humo de tabaco o químicos puede disminuir las probabilidades de cáncer de piel y pulmones, entre otros.

Por otro lado, si bien no existe una dieta específica para prevenir el cáncer en perros. Sin embargo, una buena alimentación, ejercicio y los suplementos adecuados, harán que tu perro tenga una mejor salud en general. Con ello reduciendo sus posibilidades de adquirir enfermedades y reforzando su capacidad de responder a las mismas, en caso de tenerlas. 

No obstante, al igual que con los seres humanos, el cáncer en perros es imposible de prevenir en su totalidad. Existen ciertos factores genéticos que no pueden ser evitados. Por ello la mejor prevención es la detección temprana. 

¿Cómo se puede tratar el cáncer en perros?

El cáncer en perros puede tratarse de formas distintas. El tipo de tratamiento depende enteramente del tipo de cáncer y su localización, además de factores como la edad y estado físico del animal así como de el avance de la enfermedad. 

Entre los tratamientos más comunes se encuentran:

Extracción quirúrgica: en caso de tumores que puedan ser extirpados. Es importante considerar que para poder realizar este tipo de tratamientos, el perro debe contar con un buen estado de salud. Dependiendo del avance de la enfermedad, este tratamiento puede requerir ser combinado con quimioterapia. 

Quimioterapia o radioterapia: en caso de que el tumor no pueda ser extirpado este podrá ser tratado con quimioterapia o radioterapia, uno de los tratamientos más comunes para tratar el cáncer en perros. La quimioterapia consiste en la aplicación de sustancias químicas en el organismo para detener la expansión de las células malignas. Mientras que la radioterapia emplea radiación para destruir las células cancerosas.

cancer en perros

¿Cuál es la esperanza de vida del cáncer en perros?

La esperanza de vida de un perro con cáncer dependerá del tipo de cáncer, la localización, y de el estado de avance en el que este se encuentre la enfermedad una vez comenzado el tratamiento. Además del estado general de salud del animal y su edad. En todos los casos, entre más temprana sea su detección mayor suele ser el éxito de recuperación.

Algunos tipos de tumores tienen más probabilidad de éxito en su tratamiento. Los tumores externos por ejemplo, gracias a su visibilidad son rápidamente detectables y tratables. Mientras que otros tipos de cáncer, como aquellos en la sangre u órganos internos, no presentan signos inmediatos y evidentes. Por lo que suelen encontrarse en estados más avanzados al tratarse, reduciendo así las posibilidades de éxito en su tratamiento. 

Mi perro fue diagnosticado con cáncer, ¿cómo puedo ayudarlo a estar mejor?

Lo más importante a la hora de tratar a tu perro por un cáncer, es que este pueda mantener una buena calidad de vida durante su tratamiento. Para ello, además del tratamiento indicado por el veterinario, existen gran cantidad de suplementos que pueden ayudar a tu mascota a reforzar su sistema inmune, reducir la ansiedad y estrés y calmar el dolor.

Entre ellos el CDB, el CDB es una sustancia derivada de la planta de cannabis, gracias a cuyas propiedades, ha comenzado a utilizarse ampliamente en tratamientos médicos holísticos para el tratamiento del cáncer en seres humanos, ahora también disponible para tu mascota. 

Estas son algunas de nuestras recomendaciones: 

Ahora, ya tienes toda la información necesaria para proteger a tu mascota del cáncer en perros. Lo más importante para proteger a tu amigo peludo es brindarle la mejor alimentación posible, realizar revisiones frecuentes, protegerlo ante los factores de riesgo y mantenerte atento a cualquier señal de alerta. Así, contribuirás a que tu mascota viva una vida larga y feliz a tu lado.