Si tu perro, de forma repentina, comienza a presentar constante vómito, diarrea, o una combinación de ambos, es posible que sufra de gastroenteritis. La gastroenteritis en perros es una enfermedad común en los caninos. Y aunque en ocasiones, sus causas son difíciles de identificar, existen diversos métodos para combatirla y prevenirla.

A continuación te presentamos todo lo que debes saber para proteger la salud de tu mascota ante esta enfermedad.

¿Qué es la gastroenteritis en perros?

La gastroenteritis en perros se refiere a un proceso de inflamación del estómago y el intestino del animal. A diferencia de la gastritis que afecta el estómago, la colitis que se da al presentar una inflamación en el colon, enteritis y proctitis que afectan el intestino y el recto, respectivamente. La gastroenteritis se da al presentarse una inflamación en el sistema gastrointestinal del perro en su totalidad.

Este proceso inflamatorio causa dolor abdominal, diarrea y vómitos, en ocasiones con la presencia de sangrado. Sin embargo, los síntomas suelen ser variados dependiendo del avance de la enfermedad y del estado de salud general de tu perro.

¿Qué causa la gastroenteritis en perros?

La inflamación del tracto digestivo de tu mascota puede darse por causas muy diversas. Entre ellas se encuentran:

  • La ingesta excesiva de alimento

  • Ingesta de alimentos contaminados (alimentos en mal estado, tierra, plantas, agua sucia)

  • Infecciones virales

  • Infecciones bacterianas

  • Infecciones parasitarias

  • Intoxicación

  • Alergia

  • Contacto con perros enfermos.

Uno de los principales métodos de prevención de la gastroenteritis en perros, es el cuidado de la dieta de tu mascota. Además de brindarle la alimentación adecuada, se recomienda mantenerse siempre atento a que tu perro no llegue a alimentarse de basura o beba agua en las calles, que pudiera estar contaminada.

¿Cuáles son los principales síntomas de la gastroenteritis en perros?

Como mencionamos con anterioridad, los síntomas de la gastroenteritis en perros pueden variar de animal en animal. Sin embargo, en la mayoría de los casos, el primer signo de alerta es la presencia de vómito repentino; el vómito suele ir acompañado de un color amarillento, se trata de bilis. La diarrea constante es también otro síntoma muy común de la gastroenteritis en perros.

Además, de estar infectada, tu mascota podría presentar dolor en el estómago y mostrarse renuente a ser tocada en esa parte de su cuerpo. Podría mostrar letargo y una disminución de su apetito. En ocasiones la fiebre también suele presentarse como síntoma de la gastroenteritis en perros.

Si además de todos estos síntomas, tu perro presenta sangrado en su vómito o heces, es posible que padezca de gastroenteritis hemorrágica. Se trata de una forma más grave de gastroenteritis en perros, que provoca pérdida sangre en el tracto intestinal del canino.

Si tu perro presenta alguno de estos síntomas, y sospechas que pueda tratarse de gastroenteritis, es muy importante que lo lleves con tu veterinario de confianza de manera inmediata. Ya que, entre más pronto sea tratada la enfermedad, mayores son las posibilidades de éxito en el tratamiento.

perro en el veterinario

¿Cómo tratar la gastroenteritis en perros?

Recuerda, unicamente tu veterinario puede diagnosticar la gastroenteritis en tu perro. Usualmente se realizan análisis de materia fecal, sangre u orina o radiografías para poder brindar un diagnóstico y un tratamiento adecuado. Una vez diagnosticado tu perro e identificando si se trata de un caso de gastroenteritis común o gastroenteritis hemorrágica, algunos de los tratamientos más comunes que puede recibir tu mascota son:

  • Rehidratación y recuperación fluidos: uno de los grandes riesgos que conlleva la gastroenteritis en perros es la deshidratación, la cual puede agravar la salud de tu animal. Por ello, el primer paso para su recuperación es ayudarlo a recuperar su balance de electrolitos ya sea con electrolitos orales o intravenosos.

  • Ayuno y dieta blanda: se suele recomendar evitar alimentos durante las primeras 24 a 48 horas de tratamiento y reintroducir progresivamente. Además de brindarle alimentos blandos de fácil digestión a lo largo de todo el tratamiento.

  • Antibióticos: en caso de tratarse de una gastroenteritis en perros, causada por una infección, tu mascota deberá tomar antibióticos. Algunos de los más comunes son metronidazol y ampicilina.

  • Medicamentos antieméticos y antidiarreicos: los medicamentos para detener la diarrea y vómito suelen ser recetados con frecuencia, para detener síntomas y evitar que tu mascota continúe deshidratandose.

  • Protectores gastrointestinales: para prevenir o detener úlceras se pueden recetar protectores gastrointestinales.

El tratamiento suele seguirse por un plazo de 48 a 72 horas. En el caso de que se trate de gastroenteritis hemorrágica, suele recetarse una combinación de varios de los tratamientos mencionados con anterioridad, además de sugerirse la rehidratación intravenosa. Si por el contrario, se trata de gastroenteritis común, en ocasiones la rehidratación oral y cuidado de la alimentación puede ser suficiente.

En ambos casos, tras iniciar el tratamiento, una vez logrado disminuir los síntomas, detenido la pérdida de fluidos y rehidratado a tu mascota. Esta deberá presentar una mejora significativa en un plazo de 48 horas. Si por el contrario, los síntomas persisten, es recomendado visitar de nuevo a tu veterinario de manera inmediata.

¿Es posible prevenir la gastroenteritis en perros?

Debido a que la gastroenteritis en perros puede ser causada por una gran cantidad de factores, es difícil prevenirla en su totalidad. No obstante, puedes tomar cuidados para reducir los riesgos de tu mascota de adquirirla.

  • Evita que tu perro urge en la basura. Si tu perro está constantemente comiendo cosas que no debería, considera entrenarlo para detener esta conducta. Así podrás reducir en gran medida su probabilidad de adquirir gastroenteritis en perros al igual que muchas otras enfermedades.

  • No realices cambios bruscos en su alimentación: si estás pensando realizar cambiar el alimento de tu perro, hazlo progresivamente. Así le darás a su estómago tiempo de ajustarse a la nueva dieta.

  • Asegurate de vacunar a tu perro: existen vacunas para prevenir diversas enfermedades como el parvovirus o coronavirus. Mismos que pueden provocar gastroenteritis en perros.

  • Desparasita a tu mascota: se recomienda desparasitar a tu perro 4 veces al año para prevenir bacterias intestinales que pueden afectar su salud.

perro con gastroenteritis

¿Cómo pueden mejorarse los síntomas de la gastroenteritis en perros?

Además del tratamiento recetado por tu veterinario, existen suplementos que pueden ayudar a regular la salud intestinal de tu mascota. Mejorando sus síntomas y además previniendo futuras enfermedades. Estas son algunas de nuestras recomendaciones:  

A la hora de tratar la gastroenteritis en perros, al igual que en mayoría de las enfermedades que puedan afectar a tu mascota. La prevención y detección temprana es crucial para el tratamiento exitosos de las enfermedades. Por ello, nuestra principal recomendación es que busques brindarle a tu mascota una alimentación correcta, suplementos y visitas constantes al veterinario, en fin, todo lo necesario para que tenga una buena calidad de vida y una salud duradera.

Preguntas Frecuentes

¿Cómo puede el CDB ayudar a mi perro con gastroenteritis? ¿Puede el CBD sustituir los medicamentos? ¿Puede el CBD mejorar la salud general de mi mascota?