Toser puede parecer algo “normal”, pero existen casos en la que la tos en los perros puede ser síntoma de una grave enfermedad. Siempre que nuestro fiel compañero tosa debemos prestar atención, si es algo aislado o se vuelve intensa y se repetitiva, para ver si debemos llevarlo al veterinario.

Para saber más sobre esta rara sintomatología o que puede llegar a causar la tos en los perros, te relataremos a continuación sobre sus motivos, cuando debes preocuparte, cómo prevenirla, cuáles son los tratamientos que existen y cómo puedes ayudarlo con medios naturales y sin riesgo. 

¿La tos en perros es algo “normal”?

Muchas veces es normal que un perro tosa, siempre y cuando sea una situación esporádica. Imagina, que ellos exploran el mundo a través del olfato, y por este medio pueden tragar o inhalar materia. Esto puede provocar la reacción de toser, para sacar las sustancias molestas de su garganta y permitirle volver a respirar con normalidad.

¿Por qué mi perro tose?        

Puede suceder que hayan tragado un poco de polvo, gérmenes o algún objeto pequeño y necesiten expulsarlo.  

Además, su nariz húmeda es más propensa a atraer sustancias, como bacterias y viruses. Esto tiene como consecuencia, qué al lamerse la nariz o el hocico, terminan tragándolos y finalmente se enfermen.

Motivos de la tos en perros

Existen otras causas por las que el miembro canino de la familia puede toser. Algunas son más alarmantes que otras y lo mejor es saber cómo distinguirlas.

Un cuerpo extraño 

perro enfermo con tos

Si tu hijo peludo tose repentinamente de forma violenta, o tiene una tos que suena como náuseas y a su vez se relame la boca o intenta tragar, podría significar que se atoró algo en su garganta.

Tos de las perreras 

Es una tos irritativa aguda, peligrosa y de carácter vírico. La misma provoca inflamación e infección del tracto respiratorio. Esta se distingue por una tos reiterada, profunda y seca, pudiendo llegar al vomito y fiebre. 

Bronquitis, faringitis y/o neumonía 

A veces pensamos que los perros son más fuertes que las personas, pero ellos también contraen enfermedades como los humano, por estar en contacto con otros perros enfermos. Algunas de ellas pueden ser faringitis o bronquitis, y si la tos persiste y no se mejora con remedios naturales, puede terminar siendo una neumonía. Ésta se distingue, cuando tu perro tiene una tos húmeda o con mucha flema, siendo consecuencia de la presencia de mucho líquido en los pulmones. Otros síntomas son la pérdida de peso, poco apetito, fiebre y problemas para respirar.

Problemas cardíacos       

Adicionalmente a la tos, otras señales de una enfermedad cardíaca son, la lengua de color azul, si tu perro está muy cansado y débil, no quiere comer y le cuesta respirar.                  

¿Cuándo debo preocuparme?

Cuando la carraspera de tu can se vuelve implacable, fuerte o con flema. Asimismo, si está mucho tiempo echado o pierde el apetito.

¿Debo llevarlo al veterinario?  

Si la tos es por haber tragado un cuerpo extraño y no logra expulsarlo, entonces debes hacer inmediatamente una consulta.

Otro motivo de visita urgente es la neumonía, que puede ser mortal. Si sospechas que tu amado amigo la padece, no dudes en ir a tu veterinario.

Asimismo, si notas que la tos no se va, es cada vez más reiterada y esforzada, ve a visitar al médico de tu hijo perruno. Una consulta nunca está de más.

¿Cómo prevenir la aparición de la tos en perros? 

Lo mejor para evitar la tos canina es fortalecer el sistema inmunológico de tu amigo peludo. Esto lo puedes lograr mediante una alimentación saludable y equilibrada, y ejercicio regular. 

También debes evitar el contacto con otros perros que se encuentren enfermos y tomar responsabilidad de no sacar a tu mascota al exterior, cuando esté enferma, para no contagiar a otros animales.

Muchas veces no nos damos cuenta, pero si tu perro inhala humo o productos de limpieza, también puede causarle irritación en su garganta. 

Finalmente, es importante utilizar arnés en vez de collar, para no presionar su cuello

¿Qué tipo de tratamiento puedo darle si ya tiene tos? 

perro con tos

Lo primero es ir a ver al veterinario de tu hijo perruno para detectar la causa de la tos y saber que tratamiento es el adecuado. Si la tos es leve, síntoma de un resfriado, el descanso es suficiente para levantar las defensas. Si la tos es húmeda, entonces es probable que el veterinario le dé un expectorante o mucolítico. 

En caso de una tos grave o empeoramiento, el veterinario puede recetar antibióticos,  antiinflamatorios, broncodilatadores, entre otros.

Finalmente, no es recomendable darle remedios caseros a tu perro sin consulta previa. A veces pueden ser buenos para las personas, pero no para nuestros amigos peludos.

Si la tos en mi perro es crónica, ¿cómo puedo ayudarle? 

Lamentablemente la tos en los perros no siempre se puede curar y nuestro fiel amigo sufre dolores y molestias por ello. Afortunadamente se puede aliviar esta dolencia a través del cannabis medicinal.

Aceite de CBD para Perros

El aceite de cannabis aliviará inmediatamente la falta de aire, ya que relajará a tu mascota y disminuirá el dolor de su garganta. Además, lo ayudará con la ansiedad y el estrés, que causa una tos reiterada y violenta.

El CBD proviene del cáñamo, que no contiene sustancias psicoactivas y es totalmente natural. Lo podrás encontrar en sus 3 niveles, según el peso de tu amado cachorro.

Bocaditos de CBD

Otra opción para consentir a tu hijo perruno son los bocaditos de CBD Premium.  Con ellos podrás dosificar muy bien la cantidad necesaria para tu mascota y sentirá que le estás convidando una golosina, mostrando un gran entusiasmo por ella. 

Suaves Galletas de CBD

Además de tener el maravilloso CBD orgánico, esta presentación es sabor pollo y contiene glucosamina, condroitina y boswellia con una alta calidad de laboratorio.

Preguntas Frecuentes 

La tos en los perros, ¿puede ser síntoma de una enfermedad grave? 

Si mi perro tose y luego vomita, ¿debo llevarlo al veterinario?

¿Existen tratamientos holísticos contra la tos perruna?